miércoles, 9 de mayo de 2012


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué ojillos más tristes, pero mola la puerta.

pau dijo...

La verdad es que ya que estaban podrían haberle puesto una expresión más alegre.

Anónimo dijo...

Todavía tiene arreglo: un sobre de jamón por esa boca-buzón y le cambia la expresión automáticamente!

Domingo! :)

pau dijo...

Hombre, unas lonchitas alegran a cualquiera.