martes, 30 de octubre de 2012

contacto en benirràs







Al final ni los tambores ni las danzas sirvieron para contactar con Alfa Centauri, pero eso no significa nada: la roca en medio del mar sigue siendo extremadamente sospechosa, y su sola presencia lo dice todo.

Próximamente, más pruebas irrefutables.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Alucinando estoy. A quién se le ocurre ponerse a bailar la danza del sol en zuecos azules. Menos mal que al final se descalzó. Es básico para conectar con las fuerzas telúricas que nos rodean.
Me quedo con la última foto, dan ganas de irse a investigar.
¡Menudo morro tienes!
Si quieres te mando una foto de Madrid gris y lluviosa para que lo entiendas.

Anónimo dijo...

Las crocs serán muy cómodas pero han hecho mucho daño a la humanidad, casi tanto como las chancletas.

Seguiré investigando con ahínco :)

Anónimo dijo...

Mira que son feos los zuecos de moda. Un daño irreparable, añado.

Mira que blog más chulo.
http://ladronesdecuadernos.blogspot.com.es/

pau dijo...

Mola el blog, ¡me han entrado ganas de dibujar y todo!

Anónimo dijo...

Pues ya sabes, menos fotos y más dibujos!!

Tienen un apartado que se llama amigo invisible de cuadernos, los hay chulísimos.

pau dijo...

Eso es más fácil decir que hacer, pero lo mismo algún dia me pongo.

Miraré esa sección a ver qué tal.