sábado, 27 de julio de 2013

tony cragg


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo tuyo, definitivamente, es el blanco y negro.

Que alguien le dé un bocata a esa chica.

pau dijo...

Déjala, pobrecita, lo bocatas ya me los como yo.

Oye, ¿qué tal tu festival?

Anónimo dijo...

Genial!!

De la programación, sólo vi Belle & Sebastian en la playa. Y luego ya, la música en la calle. Hay gente muy buena por ahí, fuera de festival.

Me enamoré de un txalapartero que me rompió el corazón al ponerme mala cara por ser de Madrid.

Me he puesto a pintxos hasta reventar, me he bañado en la Concha y he paseado por lo Viejo.

Y lo mejor, una buena amiga aprobó su opo justo antes de ir para allá...hemos quemado Donosti.

Ha sido un fin de semana increíble.

Y ahora...ahora quiero morirme porque no me da la vida para llegar al viernes...

v a c a c i o n e s

pau dijo...

Jo con los txalaparteros, cuanto prejuicio. Aunque la verdad es que oyes la palabra Madrid y te viene la mente Esperanza Aguirre. Es inevitable poner mala cara.

Ánimo con la semana.

Anónimo dijo...

Convendrás conmigo, que una cosa es que oigas la palabra Madrid y otra, bien distinta, que yo la pronuncie. Qué se habrá creído!
La semana avanza inexorable para lo bueno y para lo malo. Pero el viernes llegará y eso es lo único que me tranquiliza. :)

pau dijo...

Vale, pues no perdonamos al txalapartero y punto.