miércoles, 28 de agosto de 2013

Esta tarde he ido a pasear una olympus compacta. La calidad no es muy buena pero es sumergible, y a prueba de golpes y de hielo y no sé qué más. Como es pequeña puedo sacar fotos sin dejar de montar en bici y eso está genial.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿A prueba de golpes? Necesito una de esas para hacer fotos a mis sobrinos. Están todos muy burros y la tulipán ha decidido que yo hago una foto y luego ella otra...menudo miedo. Eso sí, sus fotos son mejores que las mías y sólo tiene cuatro años!

Este verano he tenido bici y me ha encantado. El primer día hicimos unos 25 km por la ciudad y casi muero!! No veas cómo me temblaban las piernas!!!

pau dijo...

Pues apúntate a la bike-photography. Seremos los primeros del movimiento, como Picasso y Braque, Monet y Manet o Spencer y Hill. Los que vengan detrás nos rendirán pleitesía.

Anónimo dijo...

Me apunto! pero en Madrid no lo veo...yo en vacas y en ciudades con tradición ciclista.

pau dijo...

Mmmmm...eso limita mucho el ciclofotografismo. Aunque nos dejaria el resto del año para hacer otras cosas.