lunes, 31 de octubre de 2011

por qué estamos como estamos

Hay un momento en que uno de los tiburones financieros dice, más o menos: "Ahora nos culparán de todo, pero gracias a nosotros la gente conduce coches y vive en casas que no puede pagar. Y eso es lo que quieren".

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya truño, vaya argumento más pobre, parece española!


Te contradices.....
Xeschaos!

pau dijo...

No te gustó porque no hay amor.

Alicia dijo...

No hubo amor en Tintin tampoco pero me gustó verla...evasión de la realidad durante dos horas.

Sé que no tiene mucho que ver con el tema, pero hablar aquí de Tintin...da mucho morbo!

Anónimo dijo...

Bueno... leí un artículo de opinión en Diario de Mallorca que me pareció interesante... y a lo mejor si que tiene algo que ver con el tema, lo transcribo:
PEDRO DE SILVA Al hilo de la película de Spielberg, se especula sobre la identidad de Tintin: su ideología, su encuadre familiar e incluso su sexualidad. Pero Tintin es justamente lo contrario, pues en él predomina la acción sobre la entidad personal. En ese sentido fue precursor del hoy, y anuncia un tiempo en el que el activismo predomina sobre la persona, o, si se prefiere, el hacer sobre el ser. No se imagina uno cualquier reflexión de Tintin que vaya más allá de la requerida para la acción. El incesante activismo, y el vaciamiento correlativo de la reflexión, es la seña de este tiempo, tal vez como reacción pendular a la especulación ideológica abusiva que, hace en torno a medio siglo, debía sustentar toda acción individual o social. Hoy cualquier porqué o paraqué resulta sospechoso de inutilidad, y lo que no es útil para un resultado práctico (¿) se ve despreciable. Hoy todos tintineamos.
Juana Ana

pau dijo...

Alicia, el tema de Tintin es siempre bienvenido. Tengo ganas de ver la peli. Supongo que valdrá la pena porque te puede no gustar el cine que hace Spielberg, pero las cosas las hace bien.

Juana Ana, muy interesante. Tiene toda la razón este señor. El problema con Tintin es que se analiza siempre desde un punto de vista adulto. ¿Era gay Tintin? Eso nunca se lo plantearia un lector típico de Tintin, es decir, un preadolescente. Hergé tenia claro que su publico queria aventuras. Imaginate tener 10 años y leer las aventuras de Tintin...y su novia. ¡Pues menudo rollo!. Como meter novias a Mortadelo y Filemón. A esa edad esas cosas no importan. O no importaban en mis tiempos al menos.

Creo que este señor critica en su artículo la falta de reflexión actual, pero al poner a Tintin como ejemplo de esta falta de reflexión lo está culpabilizando de alguna manera. ¿Porqué esta mania de pedir más de lo que pueden dar las cosas? Es como el que se queja de que las películas de Steven Segal no planteen cuestiones existenciales. ¿Acaso alguien espera encontrar peleas de karate en los libros de Nietzsche? Pues eso.

Anselmo dijo...

Creo que la respuesta está en el milenarismo.

pau dijo...

Y yo aun diria más...¡hablemos de milenarismo cojones ya!

Alicia dijo...

Anselmo Hernández y pau Fernandez, quizás?

pau dijo...

Los mismos , con nuestros bombines y nuestros bastones.

pau dijo...

Por cierto, qué buena la peli de Tintin.

Alicia dijo...

:) Es genial.

Están cuidados todos los detalles; al principio en la escena del mercado de antigüedades da la sensación que estás leyendo el aquel primer Tintin que tuvo mi hermano: El Secret de l'Unicorn. A uno no le da tiempo a ver todo lo que quiere o puede de la fantástica ambientación que se ha conseguido y es en ese momento cuando ya te metes en la historia hasta el final.

pau dijo...

¿Te acuerdas del retratista que dibuja a Tintin en la primera escena? Pues es el mismisimo Hergé.