sábado, 29 de octubre de 2011

Una vez hice teatro en la universidad. El director de la compañia apareció por mi casa acompañando a alguien, a un amigo de un amigo, y nada más verme dijo entusiasmado "tengo un papel para ti". Era de retrasado mental asi que fue fácil. A mitad de la obra hacia un monólogo fascinante en el que me quedaba embobado explicando que me gustaba conducir y que tenia un coche blanco pero que ya no lo tenia aunque me gustaría volver a tenerlo y tal. 

En fin, cosas.


5 comentarios:

Sancho dijo...

Cosas veredes

pau dijo...

Por contar algo.

Alicia dijo...

Y...¿Qué tal un revival? Sube otra vez a los escenarios y deleitanos con tus monólogos teatrales!

Anónimo dijo...

LA PASTILLA¡¡¡

XCHAOS?

pau dijo...

Alicia, preferiria no hacerlo no sea que acabe en el club de la comedia.

xeschaos, ¿ya has cambiado la hora?