viernes, 31 de enero de 2014


Dos ciudades que ocupan el mismo espacio geográfico y son dos estados diferentes cada uno con su gobierno y sus leyes. Las calles pertenecen a una ciudad o a la otra y algunas pertenecen a las dos. Es un lio: sus ciudadanos deben ignorar la existencia de la otra ciudad y sus ciudadanos a no ser que crucen la frontera, situada en un edificio en el centro de ambas ciudades. Hacer "brecha" está gravemente penado, incluso con la muerte. Dos polis, uno de cada ciudad,  formarán equipo para investigar el asesinato de una extranjera que estaba rastreando la leyenda que habla de una tercera ciudad que se encuentra entre ambas.

Es como Ibiza, donde en la misma isla se ignoran los ibicencos y los ibizonautas, y luego aquellos que estamos en medio nadie sabe a qué bando pertenecemos, ni siquiera que existimos.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Juro sobre hombres del norte que dejé un comentario el viernes...Misterios de la blogesfera.

La peli me la apunto y, respecto a tu situación, ya sabes lo que tienes que hacer, organízate y funda esa tercera ciudad en Ibiza. Si necesitas gente, dímelo, que muevo un empadronamiento masivo de madrileños a tu nueva ciudad.



Anónimo dijo...

Claro, claro, al final todos los que se empadronen en mi ciudad, reconozcámoslo, se pasarán a ibizonautacity en menos de un dia. Y se quedarán allí y yo seré un alcalde sin ciudadanos.

Anónimo dijo...

Bueno, no descarto que por curiosidad, Ibizonautacity sea visitada, hasta puede que me pase alguna temporada allí, ya sabes, en plan segunda residencia, pero si tú eres el alcalde de la tercera ciudad, contarás fijo con una ciudadana.

Anónimo dijo...

Pues te nombro concejal de lo que quieras.

Anónimo dijo...

De festejos!!

Anónimo dijo...

De festejos y jamones yo te nombro concejala, hala.

Anónimo dijo...

¡Me gusta! Eso es un cargo público y lo demás son tonterías.

Nuria dijo...

Me da a mi que la peli va a ser rollo Factotum...

pau dijo...

Entonces tendremos que quedar para verla!!!!!!