miércoles, 2 de febrero de 2011

Cuando los rusos sorprendieron al mundo poniendo el Sputnik en órbita los norteamericanos reunieron a sus mejores expertos, pusieron una pasta, y mejoraron la educación para conseguir alumnos más creativos y competitivos. Ahora con la crisis y el auge de China e India vuelven a encontrarse con un problema similar y parece que vuelven a enfocar su interés en la educación. Acaban de estrenar un par de documentales interesantes. Two Million Minutes explica las diferencias entre los estudiantes norteamericanos, los indios y los chinos. Waiting for Superman, financiado por Bill Gates, expone los fallos del sistema educativo norteamericano. Es un buen principio para empezar a mejorar.

Tranquilos, en España eso de plantearse mejorar la educación no va a pasar. Se invertirá en promocionar más el turismo y fomentar la venta de residencias a los ciudadanos europeos, los padres seguirán preocupados por dónde colocar a los hijos mientras se pasan el dia trabajando, y los politicos discutirán sobre Educación para la Ciudadania o algo así.



5 comentarios:

oveja indiferente dijo...

Ayer venía en el país que España sigue empeorando en educación sólo por detrás de Malta, que sí está mejorando. Y ahora el gobierno va a recortar 1800 millones de euros en educacion en todo el estado. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Bruselas/censura/recortes/gasto/educativo/Espana/elpepusoc/20110201elpepisoc_4/Tes

pau dijo...

Y todo ese dinero se gastará alegremente en lo que interese a las grandes empresas constructoras y del turismo. Quieren un pais cuyos ciudadanos no sean más que carne de cañón.

Gracias por el Link. Está claro que Europa termina en los Pirineos.

la escapa·ratista dijo...

Aquí interesa lo que interesa, como mucho se invertirá en cursos de hostelería para reciclar a camareros a los parados de la construcción.

pau dijo...

Vamos, seguro que los políticos tienen ya un plan quinquenal para eso. Aunque tampoco los puedes reciclar en ingenieros, es la verdad. Lo que preocupa es que no se hace nada para que las nuevas generaciones tengan más oportunidades para competir en un mercado global y altamente tecnificado. Para eso hace falta poner pasta, no quitarla.

la escapa·ratista dijo...

Claro que lo tienen, pero ahora toca darle publicidad para calmar a las masas, más preocupadas del pan que del trigo.

No, no se les puede reciclar en ingenieros, pero podrían abrirse más ramas que la hostelería. En cualquier caso, a efectos del post y de la educación, tengo claro que hace falta invertir en educación, mejorar el sistema, reflexionar sobre él y sus fallos y tratar de arreglarlos. Pero, sinceramente, no tengo claro del todo qué es lo que falla o qué se puede hacer para mejorarlo, vamos, que invertir en educación es algo fácil que me resulta fácil escribir pero no sabría concretar el objeto de mis inversiones.