domingo, 10 de junio de 2012


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué cacho gato. No me lo digas, este se comió los espaguetis que sobraron. Mola la cola.

pau dijo...

Era de una vecina. Nos costó mucho convencerlo de que éramos buena gente, pero un poco de lomo ayudó :)