martes, 5 de junio de 2012

oigo voces


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues una de dos o te pones tapones...¡o te regalas una!
Yo también oigo voces, me ocurre siempre que paso al lado de una floristería y tienen geranios rojos, no uso tapones, así que pronto colonizarán mi casa y tendré que irme.
Qué chulas son.

pau dijo...

Esto de las voces es un fastidio, pero me consuela saber que no soy el único.