viernes, 1 de octubre de 2010

buried


Las reseñas dicen que toda la película pasa dentro de un ataúd, pero deberían decir que toda la puta película pasa dentro de un puto ataúd. Con un tio encendiendo un mechero y hablando por el móvil. El problema es que después de diez minutos puedes cerrar los ojos y escuchar la película como si fuera un serial radiofónico. Yo lo he hecho a ratos, porque además está todo tan oscuro todo el tiempo que acabas con la vista muy cansada.

4 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

No me digas, pensaba ir a verla el domingo. Chico, con lo poco que voy al cine, sólo me faltaba.
Y no hables mal, hostias ya.

Alicia dijo...

Qué horror! Me recuerda a una historia de Hitchcock q me traumatizó. No iré.

Ayer me convencieron para Machete; peli de tiros, sangre y cuchillos y reconozco me gustó, aunque tuve los ojos tapados en varias escenas. Por mi primo lo que sea.

Creo que te gustará teniendo en cuenta que está el amigo Steven y salen chicas guapas no, guapísimas q además se van con un feo que ni cocina (sigo sin entenderlo)

romeovive dijo...

Es una película que sabes que es una parida antes de ir a verla.

Ali: Steven!!!! qué sufrida eres, hiha mía.

pau dijo...

escapa, a lo mejor te gusta, la historia no está del todo mal, pero hazte a la idea de que lo que verás todo el tiempo es lo de la foto.

Alicia, hombre si sale Steven Seagal y chicas guapas habrá que ir a verla. Pero me temo que tendré que convencer a alguna prima mia yo también.

romeovive, tienes toda la razón, pero yo me di cuenta de eso después, soy así de lelo.