domingo, 3 de octubre de 2010

vecinas


El año pasado anidaron en el depósito de agua del edificio de enfrente unas gaviotas. A veces estoy en mi mesa con mis cosas y empiezan a llamarme: aaau aaaau au au au au. Cojo la cámara y les saco fotos. Tengo un montón.

6 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

Qué vecinas más majas tienes. Por aquí sólo hay palomas urbanas, que son casi ratas con alas. De vez en cuando, algún gorrión, aunque es algo muy excepcional. ¿Sabías que están en peligro de extinción? Flipa

pau dijo...

¿Los gorriones están en peligro de extinción? Qué disgusto me das ahora, es una de las cosas que más me gustan. Dan un montón de alegría y paz allí donde se encuentran.

la escapa·ratista dijo...

http://www.madridiario.es/2010/Febrero/medioambiente/medio-ambiente/183493/gorriones-extincion-crece.html

pau dijo...

:( realmente triste, aunque por suerte el problema se limita a las ciudades. No estoy de acuerdo con las teorías del artículo. Hay tanto ruido en las ciudades que los gorriones han decidido largarse a lugares más tranquilos donde pueda escuchar y apreciarse su canto.

la escapa·ratista dijo...

Sabes qué, no me extrañaría que tu teoría fuese cierta. Si fuera un pájaro hace tiempo que me hubiera largado de aquí.

pau dijo...

Yo también, pero como no paso de pajarraco me tengo que conformar.