martes, 9 de noviembre de 2010

una profesión con futuro

Pues, con respecto a lo del fin del trabajo, parece ser que una profesión que ya está teniendo y que va a tener una gran demanda en el futuro es la de estadístico. Ahora que internet ofrece una cantidad de información abrumadora hace falta gente que saque conclusiones útiles de ella. Gente que la analice y ponga los resultados al servicio de empresas e instituciones. Lo he visto en un post del blog de Bernardo Hernández y me ha parecido muy interesante. En el mundo de internet ya llevan tiempo estos analistas interpretando, en beneficio de quien les pague, la información que como usuarios dejamos en la red. Se les llama Numerati, hay un libro sobre ellos, que tengo a medias porque es un poco rollo, pero que es muy interesante. Es un negocio con futuro que se aplica a un montón de ámbitos: la publicidad, la venta de productos, la gestión de empresas, la seguridad policial y por supuesto las elecciones políticas. Hay muchas más aplicaciones de estos análisis, y con tanto cliente potencial es normal que florezcan las empresas que se dedican a ello y den trabajo a un gran número de matemáticos. En el futuro de internet habrá trabajo, pero será muy especializado, y con una tasa de abandono escolar en España del 31,2%, y con un 40,8% en mi comunidad, las perspectivas no son muy buenas.

Se supone que estamos en la sociedad de la información y el conocimiento y, que yo recuerde, el único debate sobre educación que se ha hecho en esta última década, a nivel político, en España, ha sido sobre la asignatura de religión versus educación para la ciudadanía. Mientras los políticos están con sus cosas y sus cortinas de humo para evitar tomar decisiones que puedan suponer cierto riesgo, y esa es la razón por la que se pasan el dia mareando la perdiz con el tema de ETA, paises como la India se hacen fuertes en mercados que tienen futuro como el análisis estadístico.

Y si el lenguaje de los negocios, de la programación e internet es el inglés, aquí damos pena. Y si no sabemos ni escribir en castellano, cómo vamos a saber hacerlo en inglés. Menos mal que está la Academia de la Lengua para echarnos una mano quitando acentos y quitando cosas que pueden crear confusión y causar faltas ortográficas. Como no podemos educar mejor a la gente, les simplificaremos la escritura y así ponemos el lenguaje a su nivel cultural. Lo contrario requiere demasiado esfuerzo. Genial. No me extraña que esté Pérez Reverte allí metido.

2 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

Lo de la ortografía me duele en el alma, también me duele cuando meto la pata y cuelo una falta. No lo entiendo, ¿dónde queda el limpia, fija y da esplendor? Hay problemas que pueden solucionarse simplificándolos, pero no el de una correcta escritura. Vamos no me jodas, me sentó fatal cuando lo vi.

En cuanto al Bernardo, ya de entrada te digo que tras ver su foto podría creerme casi cualquier cosa, que me he encantado la palabra petabyt, pero que la realidad es que la interpretación de los datos no suelen hacerla los estadístas, sino sociólogos y politólogos en la mayoría de los casos, una cosa es el trabajo de "cuanti" y otra el de "cuali". Creo que se necesita algo más que saber estadística para interpretar datos, de hecho muchos estudios de mercado tienen que contar con profesionales del sector que ayudan a los técnicos cualitativos a interpretar.
Un trabajo que está teniendo buen momento ahora es el de los documentalistas: buscan, detectan, filtran, organizan y distribuyen la información.
Del tema educativo...ya sabes que en la universidad no creo que estemos tan mal, pero del cole y el instituto no pienso igual. Es una pena. Y del inglés, qué te voy a decir, si es lo único que no borro de mi lista de cosas por hacer.

pau dijo...

Creo que los estadísticos se dedican más a diseñar el software que saca los resultados de la información en bruto, y supongo que tienes razón respecto a que sociólogos y politógos, o expertos en el tema, sean lo que mejor interpreten los resultados. En cualquier caso, es un mercado en auge.

Yo también hago faltas de ortografía o me expreso mal, pero pretendo mejorar en el uso de la lengua, no que la lengua se empobrezca hasta mi nivel. De todas formas, mi teoria sobre los cambios de la academia es que el objetivo principal es conseguir una lengua más competitiva frente al inglés. Si la hacen más fácil podrá expandirse más. Hay una guerra entre lenguas ahí fuera para dominar el mundo. El chino lo tiene crudo porque es muy complicado aunque lo hablen mil millones de personas. Y el castellano también pierde frente al inglés en cuando a rapidez para ser aprendido. Porque aprender bien inglés es muy difícil, pero tener un nivel mínimo con el cual comunicarte es relativamente fácil. Y como hay mucho orgullo en esto de las lenguas, para mi que se prefiere desvirtuar el castellano a cambio de que se más fácil aprenderlo.