martes, 30 de noviembre de 2010

en potencia

Lo de esta mujer que mató a su hijo porque era un incordio, ya que su nuevo novio no sabía que tenia un hijo, es espeluznante. Está claro que estaba loca, que eso no es normal, pero tampoco ha sido la primera madre que ha matado a sus hijos ni será la última. Asegurar que todas las mujeres son infanticidas en potencia, sin embargo, es a todas luces un disparate que nadie con dos dedos de frente respaldaria. Y esto lo digo porque el domingo en La Vanguardia había un artículo de opinión de una tal Cristina Sánchez Miret, socióloga, que hablando de la violencia de género afirmaba que "igual que las víctimas somos potencialmente todas las mujeres, los verdugos son potencialmente todos los hombres y esto la sociedad todavía no lo ha aceptado".

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cara-cola(verduga en potencia):
yo también tengo una teoría, los sociólogos son perjudiciales para la salud.
Nota: me repito, he hallado tu neurona, en Madriz,...y me la he traido.

pau dijo...

Has encontrado mi neurona. Ya decía yo que últimamente estaba como empanado, ahora lo entiendo todo.

la escapa·ratista dijo...

Esa mujer es gilipollas y eso es un hecho que acepto en este momento y que aceptará cualquiera con dos dedos de frente que lea esa afirmación.

Cara-Cola, ¡has estado en mi pueblo! Espero que lo hayas pasado muy bien.

pau dijo...

Tengo la impresión que hay gente que está de acuerdo con la afirmación. Y de que se hacen esfuerzos para que cada vez más gente lo crea.

pau dijo...

Por eso dice lo de que esto la sociedad todavía no lo ha aceptado, como dando a entender que a ver si nos damos cuenta ya. Creo que es la parte más perversa del artículo.

la escapa·ratista dijo...

Perverso y peligroso. ¿Cómo vamos a aceptar algo así? Me niego a hacer de una maldita y detestable excepción la regla general, porque no lo es y punto, sobran las explicaciones.

pau dijo...

Sacto.