miércoles, 1 de diciembre de 2010

under the dome



Un pueblo queda aislado por una cúpula invisible e indestructible. Nada ni nadie puede entrar ni salir. Es un buen punto de partida, que podría dar mucho juego, pero la historia se limita a un gordo pesado que con sucias estratagemas maquiavélicas se convierte en dictadorzuelo asesino del pueblo.

No sé qué objetivo tenia en mente Stephen King cuando escribió el libro, pero los resultados se limitan a uno: entretenimiento. No le pidas más. Vale, tiene su mensaje, la sed de poder cuando surge la oportunidad en escenarios donde la ley no alcanza, (otra vez El Señor de las Moscas), y la fácil manipulación de las masas asustadas (metáfora de la América post 11-S), pero sabe a poco para un libro de 1075 páginas.

Nada más publicarse se habló de que varios productores estaban interesados en hacer la miniserie, entre ellos Spielberg, y posiblemente le saquen más jugo al asunto. Asi que, resumiendo, más vale mirar la teleserie un domingo tirado en el sofa y aprovechar el tiempo de lectura en otros libros con más chicha.

2 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

¿1075 páginas y en inglés? Uff...no me veo capaz.
A Stephen King nunca le he pedido otra cosa salvo entretenimiento, las cosas como son.

pau dijo...

Es verdad, pero a veces ofrece algo más. Quizás sólo en un 30% de sus libros, o menos. En este lo que ha hecho ha sido meter páginas a mansalva.