lunes, 2 de mayo de 2011



Lo que queda claro al final de Inside Job es que los mismos que se han beneficiado de liarla con la crisis siguen en sus puestos, dispuestos a seguir exprimiendo a la plebe para irse con putas de lujo, esnifar cocaina y tener unos cuantos jets privados. Esa es la razón por la que millones de personas sufrimos la crisis: por putas y coca y otras mierdas de cuatro yuppies, a los que les parece que el funcionamiento del sistema financiero es perfecto.

Podéis bajaros las pelicula de internete sin remordimientos porque si una película necesita ser doblada es ésta, y no lo está. Además muchas veces los subtítulos están escritos en blanco sobre blanco, ya me dirás. Como la distribuidora en españa no se ha dignado en gastar un duro pues tampoco hace falta que os gastéis los siete euros de la entrada.

5 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

Al leer tu post he recordado algo que me contaron, un comentario de un socio de un importante despacho sobre comer sushi sobre la espalda desnuda de una mujer. Ya sabes, mesa de lujo. Me lo contaron como anécdota graciosa y a mí el ataque de desprecio me dio ganas de vomitar como el funcionamiento de nuestro perfecto sistema financiero y sus endosiados protagonistas.

Anónimo dijo...

Las mujeres y las drogas NO son las culpables de todo esto.
Creo que el ansia de poder y la vanidad son las responsables del concurso de meadas que acabamos limpiando todos.
caracola.

pau dijo...

escapa, a ver, si la chica no está de espaldas e incluso es japonesa, bueno, qué mejor forma de comer sushi. Deberían ponerlo en todos los restaurantes.

caracola, el documental no deja lugar a dudas de que las mujeres tienen la culpa de todo este desaguisado, especialmente las mujeres bronceadas. Debes reconocer esta verdad impepinable y no dejarte llevar por las emociones.

Anónimo dijo...

Vale... sí, de acuerdo...estaba muy bronceada(evité comentarlo en su momento para no criticar a una mujer)
caracola

pau dijo...

No seas tiquismiquis y critica, que para eso está internet.