jueves, 1 de abril de 2010

la cueva


Ésta sí que es una cueva como dios manda: subterránea, iluminada por neones, decoración inexistente y espacio suficiente para treinta o cuarenta hikikomoris. Mola.

7 comentarios:

Alicia dijo...

ja, ja, ja y el segundo hikikomori me suena mucho de vista, ¿es un famoso de DEC o algo así?

la escapa·ratista dijo...

Si fuera hikikomori sería la primera de exterior, me sentaría en una terraza y de ahí no me movería nadie.
Bonitos calcetines.

Xeschaos dijo...

vaya trio de frikies

pau dijo...

Alicia, está todo el dia de plató en plató, es un hikikomori móvil

escapa, un hikikomori de exterior no sólo no puede ser sino que además es imposible. Reivindico los calcetines como una prenda tan importante o incluso más que cualquier otra.

xeschaos, buenos dias D'Artagnan.

Anselmo dijo...

"Se conocen varios casos en España y Argentina de jóvenes amantes de la cultura japonesa, imitadores de hikikomoris." .-Wikipedia

la escapa·ratista dijo...

El calcetín es una prenda clave, totalmente de acuerdo contigo. Elegir la camiseta acorde con ellos me parece un detalle muy elegante ;-P

pau dijo...

anselmo, "El hikikomorismo tiene su origen en el bipolarismo de ciertas zonas del norte" - frikipedia

escapa, los metrosexuales tenemos este tipo de detalles casi de forma inconsciente. Por cierto, estoy probando unas cremitas anti-aging con ribosomas que son lo más.