jueves, 26 de agosto de 2010

berlín

A pesar del encomiable esfuerzo del autor, y del éxito de crítica y público, no me atrevería a recomendar este cómic debido a su absoluta falta de pajarraquismo.

2 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

Pues a mí el primer tomo no me ha disgustado, la historia me gusta, no tanto los dibujos. El segundo tomo, todavía no lo he leído; lo tenía en casa pero ¡lo regalé!

pau dijo...

¿Lo regalaste? mmm no parece que tuvieras muchas ganas de leerlo.

Es una pena que el resultado no esté a la altura de la ambición del autor. La república de Weimar, convulsiones políticas, el arte...podria ser fantástico pero se queda en algo flojo. El dibujo es demasiado malo.