martes, 10 de agosto de 2010

the men who stare at goats


El peligro de creer en cosas raras como la pesca del salmón en Yemen es que puedes acabar creyendo en otras cosas que, como se suele decir, no pueden ser y además son imposibles. Como por ejemplo la telepatia, la telequinesis, la visión remota, la precognición etc, e incluso en el poder de matar a una cabra sólo con mirarla fijamente.

Pues estas fueron el tipo de cosas que creyeron algunos mandos del ejército de los Estados Unidos. Eran los años setenta, el trauma de Vietnam estaba fresco, los hippies y la New Age estaban en pleno auge, Uri Geller doblaba cucharas en la tele y algunos científicos subvencionados realizaban experimentos al respecto con resultados positivos (era la única forma de que no les retiraran las subvenciones). Todas estas ideas también afectaron al ejército norteamericano y se crearon unidades de psíquicos que supuestamente podían averiguar cosas del enemigo mediante la visión remota. Se creó el Project Jedi, cuyo objetivo era formar superguerreros, guerreros Jedi o monjes guerreros. Se entrenaron para atravesar paredes (con poco éxito) y para matar cabras con la mirada (se dice que hubo un caso de éxito), y, en fin, un montón de disparates más. Lo curioso es que algunas ideas han llegado hasta nuestros dias y han tenido su participación en la guerra de Iraq.

Una de las ideas locas de aquel entonces era el First Earth Bataillon cuyos soldados darian abrazos al enemigo y en vez de armas llevarían flores y animales. También dispondrían de grandes luces y musica picodélica para desorientar al enemigo si lo primero no funcionaba. Todo eso ha evolucionado hasta el desarrollo de armas no letales y nuevas formas de interrogación llevadas a cabo en Iraq (Abu Ghraib) y Guantánamo: privaciones sensoriales, música de Metallica a toda tralla, o músicas estúpidas de Barrio Sésamo 24 horas al dia etc. Una evolución bizarra, está claro, pero que tiene su origen en los setenta.

He estado mirando la película por curiosidad y efectivamente es mala, porque se basa en un libro de investigación periodística y la peli lo convierte en ficción cuando seria mejor hacer un Documentos TV. Los guionistas se inventa la historia de un periodista que va a Iraq y lo secuestran y tal y parece como si a los guionistas sólo se les ocurrieran chorradas una detrás de otra. Pero, para los que la hayáis visto, pensad que la trama está inventada pero todas las paranoias de las que hablan los personajes son ciertas. Hubo gente en el ejercito que creyó en ellas.

De todas formas fue una minoria y evidentemente tuvo poco éxito. Por ejemplo, cuando daban alguna charla a los soldados de las fuerzas especiales estos se solian descojonar de la risa y burlarse de los gurús que les traian. En un caso tuvieron a un grupo de boinas verdes meditando durante un mes y no tardaron en pelearse y montar broncas porque aquello no lo podian soportar. Pero, en fin, si había alguna posiblidad de que los poderes psiquicos funcionasen, y esa era una creencia bastante popular entonces, pues habia que intentarlo, por si acaso.

8 comentarios:

alba dijo...

Pues a mí, pese a que sabía que los hechos que se parodian en la película fueron, por lo visto, reales, la película me gustó muchísimo. Como lo que es, una comedia. Sobre todo el personaje de Clooney.
Veo que te has leído "La Pesca de Salmón en Yemen" de Paul Torday. Un poco deprimente el final ¿no?

romeovive dijo...

Pues si el mando supremo de la OTAN coincide un día, digamos en un vuelo, por ejemplo, con Xchaos y Pablito, estamos apañados.

Las armas que tal encuentro podría inspirar sólo se pueden calificar de "destrucción psico-masiva" o de "aniquilación mental"

Por suerte, los mandos de la OTAN viajan en vuelos privados.

Alicia dijo...

Pues yo doblo cucharas y atravieso paredes,( no mato cabras, pobres.)

Fdo. Afrodita A

pau dijo...

alba, si que es un poco deprimente el final. Me da pena el jeque y el prota. Pero el libro está bastante bien, no?

romeovive, se rumorea que nos han llamado para una "misión de paz" en oriente medio. Los ayatolas están temblando.

afrodita, pero tu auténtico poder reside en tus pechos, ¡reconócelo!

Alicia dijo...

En los pechos tengo mis armas pero el poder está en la cabina, más arriba y en la cabeza; Sayaka es quien manda.

pau dijo...

si, si, claro, claro

romeovive dijo...

Sayaka: de todos es sabido que tu robot no es más que el juguete sexuá de Mazinger.

Psicowarrior: los ayatolás, por desgracia están inmunizados ya que están más zumbados de Xchaos en la mayoría de los casos.

pau dijo...

tu lo has dicho, en la mayoria ¡pero no todos!