lunes, 9 de agosto de 2010

origen


Leonardo Di Caprio es como Teseo, perdido en un laberinto de sueños dentro del cual se encuentra el minotauro, su mujer muerta, que no deja de putearle. Ariadne (Ellen Page) se da cuenta de la existencia del peligroso minotauro-mujer y, al igual que Ariadna, se propone ayudar a Dicaprio-Teseo a salir del laberinto.

No os preocupéis, que no he desvelado nada. Si obviamos que toda la trama se sustenta en una tonteria (que podemos intervenir en los sueños de otros) la película está muy bien. Bastante densa, eso sí, pero de vez en cuando se agradece algo que nos active las neuronas. Hay mucho tiroteo para compensar y evitar que la gente acabe turuleta.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

el di caprio se luce ultimamente.un poco cara pan y empanado.

xchaos


me gustan más los lios de ozores, al menos ries.

pau dijo...

son cosas de la edad, el tiempo pasa para todos menos para Ellen Page, que sigue igual que hace diez años

Nuria dijo...

Y entonces qué, ¿me vas a hacer un croquis del subconsciente?
Por favor Xesc, ¿qué te pasa a tí con Ozores?

Alicia dijo...

Ja ja ja xchaos de los carapanpanoli de toda la vida.

pau, siento desengañarte, pero en joliwú suele ser botox ;)

romeovive dijo...

Ahhh el cine...

Tardes de luces y oscuridad.

Ideal para ver malas películas y meter mano ala parienta...

mamitamamen dijo...

Ideal para cagarse de miedo viendo una de zombies y dejar plantado en mitad de la pelicula al amigo con el que has ido al cine...

pau dijo...

Nuria, el subconsciente está siempre al fondo a la derecha, como el baño en los restaurantes.

Alicia, ¿esa cara de pan es del botox? pues se ha pasado el amigo Leonardo.

romeo y mamen, ideal para quedarse estupefacto :)