martes, 21 de septiembre de 2010

ciudad y bicis


En estos dos últimos años han puesto carril bici en mi ciudad. Lo que en principio puede parecer positivo para los ciclistas es en realidad un ataque en toda regla para arrinconar y coartar su libertad. Me explico. Antes de los carriles ibas en bici por donde te daba la gana. Te subías a la acera cuando hacia falta, ibas en contradirección, no respetabas ni un semáforo...¡ y nadie te decía nada! Ahora tienes un carril tan estrecho que es complicado no chocar con el que viene de frente. Los peatones, perros, patinadores etc lo ocupan como extensión natural de la acera, pero ¡ay de ti si no vas por el carril porque te echan la bronca! Al fin y al cabo lo han hecho para las bicis y bastante molestia da como para que no lo uses.

Si circulas por la calzada el cuidado que tenían antes los coches contigo se convierte en agresividad porque ...¡cabrón, tienes un carril bici, así que deja de incordiar en nuestro territorio!

A la gente que no va en bici le molesta tanto el carril que cada semana hay por lo menos una carta al director en los periódicos, o un artículo de opinión, que carga contra las pocas libertades que le quedan al ciclista. Uno pide que lleven matrícula, otro que tengan seguro y y el tercero que paguen impuesto de circulación. Y sobretodo que respeten escrupulosamente el código de circulación. ¡Que no superen la velocidad de los peatones!. ¡Que no salgan de su metro y medio color sangre!. ¿Qué se creen los ciclistas, que pueden ser libres como el viento?, ¿que pueden pasar raudos con sus sonrisas estúpidas?, ¿llegar antes a los sitios sorteando el tráfico?, ¿ir por ahí poniendo en peligro la pintura de nuestros 4x4?, ¿y si nos los rayan qué?.

El ayuntamiento está preparando una ordenanza al respecto y me temo lo peor. Somos así de cutres. Queremos volvernos europeos y guais y tener carriles bicis y que esto parezca Amsterdam o Berlín pero que va, la mala folla española no permitirá que montar en bici se convierta en algo que todo el mundo considere positivo y digno de respeto.

8 comentarios:

la escapa·ratista dijo...

jajaja, perdón...pero es que me ha dado la risa. Perdón por preguntar, pero...antes de tener el carril bici...¿no serías de esos que clamaban al cielo por no tenerlo?
Hay que tener un cuidado con lo que se desea.
No monto en bici, ni siquiera tengo bici, aunque me gusta y fantaseo con la idea de desplazarme a dos ruedas y sin motor en mi ciudad, pero sólo tengo que salir a la calle para olvidarme. No hacen falta carriles bicis, hace falta respeto por los bicis y sus biciclistas y eso no hay ordenanza que lo regule.
Vete a vivir a mi pueblo, allí las bicis mandan.

pau dijo...

No, si es para descojonarse. Antes cogias la bici y tenias toda la ciudad para investigar. Ahora no puedes salirte de tu carrilito. ¡Menudo avance!

Pero nunca he clamado porque pusieran el carril porque me lo venia venir, de verdad. Yo no la utilizo como medio de transporte, sólo para dar una vuelta de vez en cuando. Y lo divertido de ir por la ciudad es callejear, subirte a las aceras, jugarte el tipo entre los coches. El carril bici es para blandengues.

la escapa·ratista dijo...

"jugarte el tipo entre los coches". Sí, suena realmente divertido.
Mira, que me estoy recordando en un semáforo, hace más años de los que estoy dispuesta a reconocer, tratando de sacar los pies de como se llame la cosa de meter los pies en los pedales ¿calapié?...bueno, que pude frenar, pude parar, pero no manterme en pie. Difícil si no has podido sacarlo.

Como para jugarme el tipazo entre los coches, vamos, vamos.

pau dijo...

Ja ja...a mi me ha pasado más de una vez con la de corredor. O no poder sacarlo o sacar el de un lado y que el peso del cuerpo se te fuera para el otro. Un ridículo espantoso. Pero para callejear lo mejor es una mountain sin calapiés, eso está claro.

Nuria dijo...

Un holandés escucha esto y se arma la de dios es cristo...

pau dijo...

Amsterdam es un auténtico paraiso. Pero ya te digo que la clave está en la gente. ¿Hay tantas obras en Holanda? ¿Será el ruido la razón de tanta mala leche española?

Alicia dijo...

Totalmente de acuerdo, pero es que además en esa ciudad todo tiende a politizarse, incluso cuestiones técnicas y claro otro tema a debate; que si lo han hecho "súper bien", que si lo han hecho "súper mal", que si lo hago ahora rápido y sin planificar que se acercan las elecciones y si acaso luego ya lo arreglaremos...o no. Rídiculo!La gente protestaría, claro que sí, igual que cuando prohibieron fumar en los centros de trabajo, luego pasa y la gente ni se acuerda, pero uuuhhhh qué miedo perder votos!

Creo que nuestro centro ciudad sería perfecto para circular en bici, pero redireccionando el tráfico. No todos somos bicivoladores del espacio, por ahora a los simples bici-mortales no nos gusta ir por vía roma sufriendo por nuestra integridad física ;)

Aunque sí se han lucido con el carril bici del paseo marítimo, es un paseo precioso, una pena que toooooooooooda la ciudad piense como yo y estés sorteando residentes toooooooooooooodo el paseo hasta el arenal.

En fin, que me pone negra tanta tontería y que creo que al final todos ganaríamos con ese cambio, simplemente se trata de reeducar costumbres y no coger coche para distancias de 10 minutos caminando.

pau dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Si toda la parte de ciudad que está dentro de las avenidas, menos el paseo marítimo, fuera bicipeatonal menos para los residentes y taxis, esto sería genial. Además es una zona que en diez minutos la cruzas andando así que no seria ningún desastre. Seria como el Ágora griega, la gente se reuniría para filosofar.